La lucha contra la corrupción es la nueva revolución: Camilo Romero

Foto: Gobernación de Nariño
Este 18 de mayo se cumplieron 216 años de la insurrección comunera en el municipio de Guaitarrilla, cuna de la libertad en el sur. El Gobernador de Nariño, Camilo Romero, acompañado del equipo de gobierno llegó hasta “El cesto de flores” para reafirmar su compromiso con el Gobierno Abierto, la transparencia y el Nuevo Gobierno.

“Venir a Guaitarilla no es sino motivo de orgullo. Esta tierra rebelde, esta tierra bravía que hace 216 años que fue capaz de levantarse contra la injusticia sólo puede ser referente de buen futuro” fue el primer saludo del mandatario nariñense, Camilo Romero, al hacer presencia en este evento propio de la memoria histórica del sur.

Un 18 de mayo de 1800, en Guaitarilla, se produjo el primer grito de independencia, 10 años antes del conocido grito de independencia nacional. Fue aquí donde Francisca Aucú y Manuela Cumbal rompieron el memorial de impuestos que da inicio a la protesta y a un grito libertario desde el sur. “No conozco otro lugar donde en su plaza principal se rinda homenaje a dos mujeres de la propia tierra. No conozco otro lugar en el que haya otro monumento como el que aquí nos acompaña resaltando la valentía y el valor de las mujeres representadas en Manuela Cumbal y en Francisca Aucú”, manifestó Camilo Romero durante sus palabras de saludo.

El mensaje que surge de este recorrido por la memoria histórica para los gobiernos es el de aceptar la capacidad de mandar obedeciendo. El mensaje del Gobernador de Nariño fue un enfático compromiso para que la ciudadanía recuerde que hay una inmensa responsabilidad, aceptada, con la transparencia y la rendición de cuentas públicas.

“Si algo hoy nos convoca en el país después de este momento histórico y coyuntural de la paz, no es otro que la lucha ciudadana, que el de la revolución ciudadana en contra de la corrupción en Colombia, esa es la nueva revolución que tenemos que hacer en nuestro país” manifestó el Gobernador nariñense recordando la valentía, la sencillez, la humildad y la capacidad de la comunidad de Guaitarilla que se constituye en ejemplo para la región y para el país.

Garantizar que los recursos de la ciudadanía no se pierdan es la tarea de los nuevos gobiernos, la tarea de los buenos gobiernos, insistió el primer mandatario de las y los nariñenses en el contexto de este evento cargado de cultura, de historia, de buena memoria para construir futuro.

A su vez el alcalde de Guaitarilla, Dilson Martínez, recibió con gratitud la visita de la Administración Departamental, reconociendo el valor histórico y cultural que tiene la conmemoración de la insurrección comunera en su municipio.

Fotografías: Cortesía de la Gobernación de Nariño