Los dramas del Puma Atapuma

Foto: AFP
Tomado de

El ciclista Darwin Atapuma Hurtado nació en Tuquerres, Nariño, tiene 28 años, se rompió el fémur, fue herido en un salto, en 2015 se le murió su mamá, y siempre ha sido regular.

El Giro de Italia que hace el colombiano Darwin Atapuma es muy digno, ocupa la casilla 13 a 20 minutos 47 segundos y en su tercera participación se ha convertido en el mejor corredor de su equipo, BMC, luego de superar la fractura de fémur, de un asalto y de la muerte de su mamá.

Atapuma fue 18 en la general del Giro de 2013 y el año pasado acabó de 16 y en esta ocasión será difícil que salga de los 15 mejores, por lo que sus figuraciones en la 'carrera rosa' han sido muy significativas para su escuadra.

Sin embargo, es uno de los ciclistas que ha tenido que superar varios inconvenientes en su vida, pero ha salido adelante. En pleno Tour de Francia de 2014, el ‘Puma’, como se le conoce, tuvo una caída en la séptima etapa, se retiró y se fue casi que directamente al quirófano, porque el dictamen fue fractura del fémur izquierdo. Por fortuna, Atapuma fue operado con éxito, pero se perdió el resto de la temporada.

En enero de 2015, Darwin se encontraba entrenando por las carreteras de Nariño, cuando fue asaltado.

Según las versiones, el pedalista de 28 años se enfrentó a los ladrones, no les quiso entregar la bicicleta y uno de ellos lo hirió con un cuchillo en la mano y la muñeca izquierda.

Fue un momento estresante. Tuve suerte de que la Policía atrapara a los dos ladrones”, le dijo Atapuma al médico del equipo BMC, Max Testa.

El 19 de febrero, Darwin Atapuma reapareció en el Trofeo Laigueglia, prueba en la que ocupó la casilla 20 en la clasificación. Luego, fue séptimo en la general de la Vuelta a Cataluña y comenzó su preparación con miras a su segunda participación en el Giro de Italia.

Las malas noticias para él no pararon. El 9 de mayo, Darwin llegó a la salida de la primera etapa de la competencia italiana en medio de las lágrimas, horas antes le habían comunicado la noticia del fallecimiento de su señora madre.

En primera instancia, la decisión fue montarse en un avión y regresar a Colombia, pero el Giro estaba encima y no podía dejar a su equipo tirado.

Después de hablar con la parte técnica del BMC, Atapuma decidió quedarse y correr en memoria de Berzabé Hurtado, quien falleció un día antes en Túquerres (Nariño).

Me duele el corazón. Más que el cansancio es el dolor, el dolor de perder a mi madre, pero ella es la que me da las fuerzas y he decidido seguir acá en el Giro para darle la felicidad a ella. Ese era su anhelo”, dijo Atapuma en esa ocasión.

Siempre buscó la fuga, el triunfo de una etapa y terminó en la casilla 16 de la general a 40 minutos 36 segundos del campeón, el español Alberto Contador.

En este 2016 no ha tenido noticias tristes y llegó al Giro con el objetivo de ganar una etapa y ser el mejor de su equipo. Su primera meta se la frustró su compatriota Esteban Chaves el sábado pasado, cuando a falta de 2 km para el final de la jornada en Corvara, luego de 210 km, fue cazado y superado.

Estoy agotado mental y físicamente. Hubiera sido una de las mejores victorias de mi carrera. Para ser honesto, creo que necesito un tiempo para absorber realmente lo que pasó”, señaló el colombiano.

Ya es 13 en la general y es el mejor de su equipo en este Giro, prueba en la que quiere terminar lo más adelante posible y así olvidar los malos ratos que la vida le ha deparado.

Este jueves, Muggio y Pinerolo, de 234 km, etapa larga, con un final tramposo, porque habrá un premio de segunda categoría a 20 km de la llegada, con rampas del 17 por ciento de inclinación. Y a 2 km del final, repechos duros del 20 por ciento de inclinación y, de ñapa, el pavé.

Nota original:

http://www.eltiempo.com/multimedia/especiales/los-dramas-de-atapuma-no-lo-dejan-perder-la-rueda-en-el-giro-de-italia/16602969