Reseña histórica de la Concentración de Desarrollo Rural

Por el Profesor Nicolás Villarreal
nicoalber@gmail.com

Misael Pastrana Borrero, presidente de Colombia y Juan Jacobo Muñoz, ministro de educación, firmaron el decreto 708 del 28 de abril de 1973, creando 56 instituciones denominadas como: Concentración De Desarrollo Rural (C.D.R.), en todo el país, cuatro de ellas en el departamento de Nariño, en los municipios de Yacuanquer, Berruecos, La Unión y Consacá.

La IECDR, continuando con un trabajo que venía desempeñando la Federación Nacional de Cafeteros, inició año escolar 1974 – 1975,  con educación en los niveles de primaria y media, con el propósito de contribuir a la educación campesina de la antigua Doctrina de los Ingenios, en el proceso de transformación de su realidad social, económica, política y cultural, heredada del colonialismo español (la, del peón concierto,  del arrendamiento de tierras para pagar únicamente con trabajo, y la del campesino desposeído apegado a las haciendas, del  adoctrinamiento ciego ejercido por iglesia, el altísimo analfabetismo y la falta de salud e higiene), así como  de la lucha bipartidista del siglo XIX y  mediados del siglo XX. 

El programa  C.D.R. surge  del “Plan de Desarrollo Económico y Social 1971-1974”, que en política educativa propone la necesidad de vincular la escolaridad a la fuerza de trabajo, obedeciendo al concepto de Concentración de Desarrollo Rural como estrategia global de desarrollo ubicado en un área geográfica específica, expuesto en la teoría de los “polos de desarrollo” elaborada por la CEPAL para América Latina, en la década de 1950 y  a los lineamientos  esbozados por la Misión de las Naciones Unidas, a través de la  OIT, expuestos en el documento “Hacia el Pleno Empleo” del año de 1970, mediante la formación en actividades agrícolas y en artesanía, con métodos y programas distintos de los convencionales. 

El programa Concentración de Desarrollo Rural, para el caso de Consacá, se adelantaría en la zona  norte de este municipio, en los  terrenos y construcciones que la Federación Nacional de Cafeteros poseía sobre el Fundo: El Guabo, de la extinta Hacienda Sandoná, terreno comprada conjuntamente con la Gobernación de Nariño en el año de 1934 a la sra. Ilia Rodríguez vda. de Díaz del Castillo, Evila Rodríguez vda. de Ortiz y los hermanos Jorge, Alfredo, Eduardo y Guillermo Ortiz Rodríguez, por Mariano Ospina Pérez,  gerente de la Federación de Cafeteros y Miguel Ángel Álvarez Gobernador de Nariño, aconsejados por Enrique Mosquera Wallis.  Las 40 hectáreas se destinarían a la conformación de  la Granja Cafetera “Ospina Pérez” para formar y promover entre los campesinos la técnica del cultivo y beneficio del café.

El Comité Departamental de Cafeteros, difundió el cultivo del café y con ello capacitó al campesinado, en educación no formal en el cultivo del café. Como la gran mayoría del campesinado era analfabeta, comenzó la labor formativa alfabetizando a la comunidad,  pero exclusivamente hombres, pues las mujeres estaban excluidas de dicho programa.

En 1952, la Federación Nacional de Cafeteros creó las Concentraciones Rurales Agrícolas, y en la Granja Ospina Pérez de Consacá, se inició con educación primaria. Sus primeros alumnos  eran personas jóvenes y adultos.

La tradición oral, manifiesta que por esa época se daba formación en labores agrícolas pero no de forma regular o escolarizada y los alumnos que se destacaban era enviados a Chinchiná, Caldas, de donde regresaban a trabajar como extensionistas de la Federación de Cafeteros.  Como ejemplo citamos a Marino Rivera, José Elías Castillo y Miguel Ángel Benavides, quienes se beneficiaron del mencionado programa.  (No hay registros académicos).

En 1962, Siendo director Jaime Bedoya, la Concentración Rural Agrícola “Ospina Perez” dio inicio a la formación de básica secundaria, con 19 estudiantes en el primer grado de vocacional, (equivalente al primero de bachillerato o el sexto grado como hoy se lo denomina), 16 de sus estudiantes, habían cursado el grado quinto de primaria en la misma institución en el año inmediatamente anterior, como consta en el respectivo libro de matrículas y calificaciones, de ellos 7 procedentes de Sandoná. Tan solo 3 estudiantes pertenecían al Municipio de Consacá y los 16 restantes procedían del similar de Sandoná. Las edades oscilaban entre los 13 y 26 años, y la edad promedio era de 18,3 años.

En 1970 se da participación educativa al sector femenino en la formación vocacional. Posteriormente la Federación Nacional de Cafeteros hace entrega de una parte de la finca e instalaciones al Ministerio de Educación Nacional para su continuación como Concentración de Desarrollo Rural con currículo hasta el grado noveno. En 1990, bajo la dirección del Especialista William Humberto Montezuma, se proclamaría la primera promoción de bachilleres agropecuarios.


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.