Un nuevo comienzo

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com

A propósito de este año que termina, es ineludible recordar las experiencias compartidas, los momentos y situaciones que a lo largo de estos 365 días, constituyeron un año más de vida, de emociones, de sentimientos y  vivencias diversas; 12 meses también de trabajo y esfuerzo, siempre tratando de buscar la excelencia y de contribuir, desde donde nos encontremos, con la construcción de una sociedad más justa  e incluyente, una sociedad capaz de transformarse y de abrir su mente y espíritu,  para bien del  país que queremos tener, el bienestar de nuestras familias y la proyección de un mejor futuro para todos, con menos  violencia, con mayor compromiso y responsabilidad.

En términos generales, podemos decir sin lugar a equivocarnos, que para los colombianos éste ha sido un año trascendental: cargado de grandes transformaciones y logros, pero también de frustraciones, situaciones dolorosas y hechos condenables que merecieron el reproche generalizado y que nunca desaparecerán de nuestra memoria; unos y otros harán parte de nuestras vidas por siempre. Pero si bien cada vivencia fue la responsable de momentos difíciles o llenos de gloria, no es menos cierto que nos aportaron nuevas enseñanzas que nos ayudaran a crecer. Tomar lo bueno y saber dejar lo malo atrás, nos permitirá  continuar con mayor madurez y optimismo, en la búsqueda constante de los sueños y realizaciones.

Ahora estamos expectantes ante otro año que comienza: a la espera de nuevas oportunidades; nuevas opciones para modificar las cosas que nos desagradan y conseguir aquellas por las que hemos trabajado; para demostrar nuestras capacidades y volver realidad las metas propuestas; para enfrentar con valentía los miedos, retomar  los retos y emprendimientos y lograr una convivencia  armónica que nos permita consolidar la felicidad en unión de los nuestros.

Y aunque cada uno siga adelante con sus propias iniciativas, existe un propósito general que nos identifica y afecta  de una u otra manera: es la construcción de la paz. Y a pesar de que el tema paradójicamente ha dividido a los colombianos, vale la pena recordar las sabias palabras de Mahatma Gandhi: “No hay camino para la Paz. La Paz es el camino”. Salud y prosperidad para todos en el nuevo año que comienza.
Diciembre 26 de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.