"Yuliana"

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya

Repudio e indignación causó el desgarrador suceso ocurrido contra la menor procedente del departamento del Cauca, quien por determinación de su familia y pretendiendo conseguir una nueva y mejor forma de vida, terminó en las manos de un depravado de cuello blanco, un "desgraciado" como bien fue calificado por la Directora de Bienestar Familiar.

Quienes somos mujeres y madres, nos hemos identificado como es apenas lógico, con el dolor, la angustia y la impotencia de sus padres; Yuliana pudo haber sido cualquiera de nuestras hijas y el sufrimiento que hoy los atormenta, pudo ser nuestro sufrimiento. Por ello nuestra solidaridad y oraciones, es lo mínimo que podemos expresar frente a un  atroz hecho contra una personita cuyo único delito fue ser una niña y encontrarse expuesta a las actuaciones retorcidas de quien al parecer le dedicó el tiempo necesario hasta lograr raptarla, violarla, torturarla y quitarle la vida.

Lo rescatable en este triste y repugnante episodio, es que al menos el aparato judicial está procediendo con la celeridad que este y todos los casos similares requieren, pues solo cuando se vive de cerca una situación que amenace o ponga en riesgo la vida de sus hijas o hijos, se comprende la dimensión de la angustia y desesperación que rodea a la familia, cuando además de la tragedia, las autoridades prefieren volverse más legalistas, tratar de darle diversas interpretaciones a la pérdida de una menor, esperar a que se cumplan las famosas 72 horas antes de acudir en su búsqueda y tantas otros términos que lo único que ocasionan son los desenlaces fatales en la mayoría de las veces. Sin dejar de nombrar, claro está, el abandono en los anaqueles de las oficinas judiciales, de los expedientes correspondientes a los casos sin resolver, aquellos que no tienen ni prensa ni televisión y que en el mejor de los casos cuentan con un abogado de oficio.

También es rescatable e importante resaltar, que este sangriento caso ha provocado que por fin se le dé trascendencia a las cifras que de manera  reiterada se conocen en cuanto a los menores maltratad@s y violad@s. Con seguridad que los colombianos seguiremos pendientes no solo de la condena para el culpable y sus cómplices, sino también de los proyectos de ley que cursan en el Congreso de la República contra esta clase de delincuentes.
Diciembre 12 de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.