“Caiga quien caiga”: caso aleccionador

Desde Nod
Por Alejandro García Gómez.
pakahuay@gmail.com

Ahora que nuestro país atraviesa otro escándalo más, Odebrecht, reseño este libro peruano. Ellos aseguran que el fujimorato ha sido su época más corrupta. Su justicia estableció que no sólo delinquió el anillo más cercano del presidente, comenzando por su “asesor” Vladimiro Montesinos, sino el mismo Fujimori. Tanto que “El Chino”, mote del mandatario, con el pretexto del viaje a una cumbre en donde debería representar a su país, renunció desde allá cuando sintió que la justicia venía por él y se voló.

“Caiga quien caiga” narra las intimidades de quien tuvo el inmenso trabajo no sólo de destapar ese nido de ladrones y criminales, desde el presidente hacia abajo, sino también de buscar la recuperación y retorno al país de los dineros robados; logró  retornar casi todo desde los bancos de diferentes partes del mundo. Su autor –el abogado José Ugaz- es la persona que tuvo sobre sus hombros esa responsabilidad como Procurador-ad hoc para este compromiso. Con los recursos literarios de la crónica, de manera amena nos cuenta, en un minucioso día a día, toda su aventura desde el 1° de noviembre de 2000, cuando recibe la llamada del minjusticia de Fujimori para proponerle personalmente el encargo de algo muy grande. El mundo acababa de conocer un video en el que aparecía Montesinos entregando un fajo de billetes al congresista Alberto Kouri por su voto. Era el iceberg de la podredumbre que había permeado a todo el gobierno. Antes, ya habíamos ido conociendo muchas pillerías económicas y crímenes contra los Derechos Humanos cometidos por esa administración. Ninguna investigación legal progresaba porque fiscales, jueces, magistrados y fuerza pública se encontraban en el puño de Montesinos. Vargas Llosa en “Cinco esquinas” asegura que el Fujimori había caído en esas garras porque aquél era el único que conocía su nacionalidad japonesa de origen.

Ese día festivo, el minjusticia, Alberto Bustamante, le hizo la propuesta a nombre de El Chino; tal era la proporción del escándalo que el mismo Fujimori se vio en la necesidad de buscar esa alternativa para paliarlo. Le pedía ser un procurador Ad-hoc sólo para el caso del video. Ugaz contrapropuso hablar antes con el presidente. Ya en esa entrevista, le aceptó con la condición de que sería una procuraduría independiente de él, porque la investigación se haría “caiga quien caiga”. El Chino no tuvo más alternativa que aceptarle y someterse. De ahí en adelante el camino fue largo y tortuoso. Fujimori, el “asesor” y quienes medraban del régimen se convirtieron en sus enemigos.

Las intimidades de cómo las Farc consiguieron armas a través de Montesinos, en el sonado caso que muchos recordamos, está también prolijamente expuesto ahí (cap XXI). Ahora que nuestro país sobrenada entre la podredumbre de la corrupción gubernamental y privada (Odebrecht, Reficar, los contratos en Bogotá, los carteles de pañales, de medicamentos, del azúcar, etc.) este libro se convierte en obligatoria lectura: “José Ugaz ofrece un testimonio irreemplazable: cómo investigar al poder con eficacia, cómo investigar a un Presidente y cómo construir alianzas nacionales e internacionales para enfrentar la extensa red de cómplices y beneficiados. Luis Moreno Ocampo, ex Fiscal de la Corte Penal Internacional”. Propuesta para que, aun juzgados, no queden con fallos de impunidad quienes defraudan con dineros del Estado, funcionarios y también los privados, ¿nuestros connacionales no podrían ser juzgados por Traición a la Patria y los extranjeros por agresión a la misma? (No soy abogado, sólo un escritor).

Nota.- ¿Es verdad que -Según ElMundo.es/América, 06.VI.13-, la congresista Keiko Fujimori –para su campaña presidencial-, exigió el 10% de sus sueldos a los 36 congresistas de su partido, para un total aproximado de 54.000 soles/mes (U$ 19.926/mes), aunque ella admitió que sólo recibió 7.000 soles/mes, que aún justifica como sueldo de candidata? ¿“De tal palo…”? 26.I.17


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.