Doble calzada Pasto- Rumichaca, genera primeros choques

Por Manuel Erazo Cabrera
viejomanolo1@hotmail.com

Ismael Botina popular maestro Buchón, en su bicicleta “Monark”, no se pierde la movida de un catre; asistió a las funciones de socialización que organizaron la ANI- Agencia Nacional de Infraestructura y la Empresa Corredores del Sur, encargada de construir la doble calzada entre Pasto y Rumichaca. El pueblo soberano asistió a estas reuniones y conoció de primera mano cómo será el nuevo trazado de la vía.

Hubo de todo, unos salieron alabando el proyecto y otros en cambio, rajaron hasta más no poder.

La empresa de ingenieros que construirá la obra es un consorcio de españoles y ecuatorianos. Mismos que han ejecutado obras en el vecino país del Ecuador. Esa es buena señal.

Las obras debieron comenzar el pasado 26 de octubre, esa fue la primera pregunta: ¿Por qué no comenzaron?, Y respondieron, “porque las licencias ambientales y las consultas previas con las comunidades indígenas no se concluyen. Pero, sobre todo, porque se variaron los trazados que se acordaron al comienzo. En efecto, se firmó un contrato con el trazado inicial que contemplaba seis túneles, diez puentes y la mayoría del trayecto seguía la ruta actual. Ahora, se firmó un “otro-si”, que cambia el trazado desde San Juan hasta Pilcúan; ya no tendrá tuéneles ni puentes. Vino otra pregunta, ¿si ya no hay tuenes ni puentes, es más barato el proyecto? Respuesta: no, sigue a mismos costos.

¿Por dónde va el nuevo trazado?, Viniendo de Rumichaca; llega al sector de San Juan y sube hasta El Contadero, sigue por la parte alta, por la meseta, pasa por Iles, y cae a Pilcúan.- se aumentan tres kilómetros.

Para algunos ingenieros, el nuevo trazado es mejor porque ya no pasa por los puntos de La Josefina, y la Humeadora, que son peligrosos.

Otros ingenieros dicen que va a quedar una vía con pendientes muy duras.

¿Cómo pasa por el Pedregal? Aquí si nos jodimos, ya no podremos parar a comer tortillas, porque la nueva carretera pasa por abajo y lo deja aislado. Las tortillas del pedregal mueren.

Maestro Buchón, preguntó: ¿el proyecto llega hasta Pasto?; contestaron: “Nooo…Solo hasta Catambuco”. ¡Uuuu! Dijo el Buchón.

¡Juraron y aseguraron¡ que las obras comenzarán en Julio de este año. Ahí mismo maestro Buchón, tomo la palabra y dijo, “Apostemos de mil pesos”, quienes crean que inician en julio, metan la plata en esta canasta, y quienes sean incrédulos en esta otra canasta. Se abre la polla, ¿Ud. A que le apuesta, al sí, o al no?

Faltan las consultas previas con seis comunidades indígenas- que a propósito no son tan indígenas-; aún no se inician los trámites de licencias ambientales del nuevo trazado. Pero, según la asesora de la firma concesionaria, Nubia Tatamúez, todo marcha al pelo.

Mientras apostamos al sí o al no, nadie responde la pregunta del Buchón: ¿Qué pasó con los trabajos de la doble calzada entre Pasto y Chachaguí?, un cuento de Devinar, muy parecido al de ahora.
Domingo 19 de Febrero de 2017


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.