El sueño de un niño, se convirtió en realidad

Marcos con su tío Artemio
A los pocos días de la muerte de su padre Marcos Antonio Zambrano Bastidas, natural de Sandoná (Nariño), ocurrida en Curumaní (César), en 1985, Marcos, a muy temprana edad, sintió la necesidad de empezar a averiguar sobre los familiares de su padre.

Marcos Antonio Zambrano Bastidas salió de Sandoná a mediados de la década de los años 70s y se estableció en Valledupar, la capital del departamento del Cesar, en donde contrajo matrimonio con la señora Edith María Jiménez Luquez, con quien tuvo cinco hijos y luego de permanecer en familia durante unos 10 años, perdió su vida siendo muy joven.

Marcos, el menor de los hermanos Zambrano Jiménez, durante 28 años buscó a sus familiares paternos por medio de llamadas telefónicas, anuncios en la prensa nacional, por los programas de los canales nacionales de televisión y en los últimos años por internet, hasta que en el año de 2014 hizo una llamada a la Alcaldía de Sandoná y la persona que lo atendió le recomendó llamar a la emisora comunitaria Digital Stereo.

Marcos, Artemio y Senaida
La llamada la respondió el director de noticias Miguel Córdoba, quien luego de enterarse de los detalles explicados por Marcos, elaboró un comunicado que lo compartió al día siguiente en el noticiero, en el cual informaba al señor Artemio Zambrano Bastidas comunicarse con su sobrino Marcos Zambrano Jiménez, residente en Valledupar.

Luego de enterarse de este comunicado las hijas de Artemio Zambrano Bastidas, residentes en el corregimiento de Bolívar al norte de Sandoná, llamaron a su primo y desde ese momento las llamadas se hicieron más frecuentes para reconocerse como familiares.

El año pasado, en la época de Semana Santa, Henry Zambrano Jiménez, hermano de Marcos, fue el primero que viajó desde Bogotá hasta Sandoná a conocer a su tío Artemio y a sus primas y luego de estar en el corregimiento de Bolívar, conoció varios lugares de Sandoná y viajó hasta el Santuario de Nuestra Señora de Las Lajas, ubicada en el municipio de Ipiales y la ciudad ecuatoriana de Tulcán, fronteriza con Colombia.

Marcos y sus primas en el corregimiento de Bolívar
Comenta Marcos que al comenzar este año se enteraron que su tío Artemio, aquejado por quebrantos de salud, tuvo que ser internado en el hospital San Pedro de la ciudad de Pasto, por lo cual tomó la decisión de visitarlo durante la última semana de enero.

En el aeropuerto Antonio Nariño lo recibió su prima Senaida, con quien viajó hasta Pasto y concretamente al hospital San Pedro con el fin de conocer a su tío Artemio.


El encuentro fue muy emocionante tanto para mí, como para mi tío” expresó Marcos visiblemente conmovido porque el sueño que tenía de niño se hizo realidad.

Luego conoció a sus primas Miriam y Nora y posteriormente viajó a Bolívar, Sandoná, en donde conoció a sus otras primas Yolanda y Amparo y el lugar dónde había nacido y vivido su infancia y juventud su progenitor, antes de viajar hasta el departamento del Cesar.

Henry, a mano derecha, con su tío Artemio y sus familiares
En su cuenta de Facebook Marco expresó: “Hoy quiero darle gracias a mi padre celestial, por tan linda oportunidad de conocer a la familia de mi papá un sueño desde Niño que hoy se hace realidad. Gracias también al apoyo de mi jefe, amigos, compañeros de trabajo. Dios bendice a cada uno de mis amistades de corazón muchas gracias”.

Antes de regresar a Valledupar, Marcos se reunió con Miguel Córdoba a quien le agradeció por permitir el reencuentro con sus familiares paternos y en una entrevista contó detalles de este hecho y anunció que en la próxima Semana Santa los cinco hermanos Zambrano Jiménez, Ledenia, Maira, Henry, sirlys y Marcos visitarán Sandoná.

Fotos: Cortesía de Marcos Zambrano Jiménez


Ubicación de Valledupar


Ubicación de Sandoná