¿Cómo está Sandoná en el tema del agua?

A propósito de la celebración del día mundial del agua, consultamos como está el territorio municipal en el tema de fuentes de agua, suministro, calidad, estado de las fuentes y las cascadas o chorreras como eran conocidas por nuestros ancestros.

Según la directora de la oficina de saneamiento ambiental Eliana Fajardo Fajardo Sandoná tiene 35 sistemas de acueducto, entre ellos el municipal que administra Emsan, acueducto regional La Loma, administrado por Acualoma, que suministra el agua a los moradores de los corregimientos de Loma del Tambillo, Bolívar y San Bernardo y el alterno denominado El Guarango, administrado por una junta.

Existen además sistemas de acueducto en los corregimientos de San Miguel, El Ingenio, Santa Rosa y Santa Bárbara y en las veredas de San Isidro, La Regadera, El Salto, Chávez, La Cocha, Dorada Guaitara, Roma, Plan Joya, El Yumbo, Paraguay, San Fernando, El Balcón, Alto Ingenio, San José y Alto Santa Rosa.

La cobertura de agua potable es del 99.2 por ciento, lo que significa que 47 viviendas (176 personas) no disponen de un sistema de acueducto.

La funcionaria manifestó que el índice de riesgo de calidad de agua – IRCA del acueducto de Emsan es de 0.14, el de Acualoma es 0, el del Guarango 0 y el de los sistemas de acueducto rurales es de 6.27, para un promedio a nivel municipal de 4.76, durante el año 2016, lo que lo mantiene en el primer lugar a nivel departamental en el suministro de agua potable.

Precisó que de los 35 acueductos, 17 están sin riesgo, 14 presentan riesgo bajo y los cuatro restantes están en la categoría de riesgo medio.

Por su parte el coordinador ambiental Sergio Burbano señaló que Sandoná tiene 44 fuentes de agua que abastecen los acueductos, entre ellas el emblemático río Guaitara, el Chacaguaico, el río Ingenio, la quebrada Honda, la quebrada Santa Rosa y la quebrada del Guaico y otras de menor caudal que tributan sus aguas a las anteriormente mencionadas.

Expresó que desde la oficina adelanta un proceso de recuperación de las fuentes de agua pequeñas existentes en todo el territorio municipal, las mismas conocidas como “ojos de agua”, porque han prestado un gran servicio como fuentes alternativas.

El funcionario sostuvo que el río Ingenio, en la parte alta o zona de recarga hídrica, necesita intervenirse con la compra de predios para su posterior reforestación, porque de lo contrario hay un riesgo que su caudal pueda disminuir con graves consecuencias para la población sandoneña.

A su turno el coordinador de turismo Mario Andrés Rosero Córdoba señaló que hasta el momento tiene identificadas 11 cascadas, entre las que están: la cascada de Belén, en la parte oriental del sector urbano, La Regadera, la Joaquina, la Patachorrera, El Pailón, El Güilque, entre una gran cantidad que existen en el territorio municipal y que son visitadas por los sandoneños y por una gran cantidad de visitantes.

Añadió que continuará, con el apoyo de los líderes comunitarios, en la tarea de identificar las demás cascadas existentes en las corrientes de agua.

Por las características topográficas las fuentes de agua ubicadas en el municipio de Sandoná desembocan en el río Guaitara, empezando por la quebrada Honda en los límites entre Consacá y Sandoná y terminando con el río Chacaguaico, Yambinoy en la parte final, en los límites entre Sandoná y El Tambo, en el sector conocido como Las Juntas, al norte del territorio municipal.