Guía conócete a ti mismo y sé un líder en los negocios

Por Duvián Sánchez
duvianjair@gmail.com

Para ser un líder ya sea empresarial, social y político, debemos conocernos primero. Se preguntaran ¿Por qué? Es simple, al conocernos podremos identificar para qué somos buenos, qué nos gusta hacer, qué nos apasiona y cómo nos vemos a largo plazo.

Todo esto nos permitirá partir con una base sólida a la hora de emprender con nuestra marca personal y emprendimiento, porque así, nuestros objetivos serán más precisos y por ende, las acciones serán estratégicas para cumplirlos a corto y largo plazo.

Otro beneficio de conocernos, es poder diferenciarnos frente a los demás, porque encontramos el valor agregado, ese punto que nos hace diferentes en la sociedad; reconocer nuestros talentos, fortalecer nuestras habilidades y darnos a conocer como expertos en un área en específico, a través de una estrategia de marketing personal.

Para lograrlo debemos responder estas preguntas ¿Qué quiero ser? ¿Adónde quiero llegar? y ¿En cuánto tiempo? Después de responderlas, vamos a utilizar la herramienta DAFO, que nos permite saber en qué situación estamos para cumplir nuestros objetivos y por ende, responder la cuarta pregunta ¿cómo lo voy hacer?

Vamos a conocernos utilizando la metodología DAFO.

La herramienta Dafo se puede aplicar tanto a nuestra empresa como a nivel personal y sirve para desarrollar un diagnóstico de la situación en la que nos encontramos, tomar medidas y establecer una estrategia dependiendo de los objetivos que queremos cumplir.

DAFO significa: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Nos permite conocernos de manera interna y externa.

El propósito de este sistema según la especialista en marketing estratégico Begoña Gonzales Arango es poder:

•           Consolidar las fortalezas
•           Aprovechar las ventajas de las oportunidades
•           Minimizar las debilidades
•           Eliminar o reducir las amenazas

Mi análisis Interno

Para realizarnos un análisis interno, debemos conocer nuestras fortalezas y debilidades.

Fortalezas: Aquí vamos a plasmar nuestros puntos fuertes, en qué somos buenos: ¿Cuáles son mis capacidades, habilidades y destrezas que he adquirido durante toda mi vida? ¿Qué considero que es el punto que me hace diferente como persona? ¿Qué es lo que más puedo hacer mejor y me apasiona?

Debilidades: Son puntos desfavorables frente a la competencia. ¿Qué limitaciones tengo como persona? ¿Qué miedos no me permiten avanzar? ¿Qué habilidades no tengo?

Análisis externo

Nos permite conocer las oportunidades y amenazas que hay en el entorno.

OportunidadesSon todas aquellas que podemos aprovechar para cumplir nuestros objetivos. Posibilidades tecnológicas, situación económica del entorno, contexto político, posibles mercados etc.

AmenazasSon aquellos factores que pueden poner en riesgo nuestros objetivos. Es por eso que se deben identificar, ya que pueden estar presentes o pueden aparecer en un futuro (desempleo, crisis económica, factores medioambientales, sociopolíticos, etc.)

Es recomendable hacer un protocolo en la gestión de crisis.

Conclusiones

Ya en esta etapa, hemos definido lo que somos y cuál es nuestro propósito de vida. Identificamos ese talento o habilidad que nos permite diferenciarnos frente a los demás y por ende, ser únicos.

Ahora, lo que debemos hacer es una estrategia que nos pueda llevar a cumplir esos objetivos (tener un mejor empleo, tener mi propia empresa, tener una marca de autoridad en un tema en específico, aumentar ventas, ser un líder social o político) que nos harán sentir completos y felices.

La Estrategia, te la contaré en un próximo artículo, mientras tanto te recomiendo ir realizando la tarea.


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.