Vía La Espriella-Rio Mataje ¿otra frustración más?


Por: Jesús Martínez
chumarte@gmail.com

El segundo paso binacional importante entre Colombia y Ecuador después del Puente Internacional de Rumichaca es la vía Espriella- Rio MatajeEs un eje andino de integración vial entre Tumaco y Esmeraldas. 

El proyecto comprende el mejoramiento y pavimentación 13 km de carretera existentes y la construcción de 7 km de vía nueva en el sector La Espriella - Río Mataje, incluye la construcción de puentes sobre los ríos Panambi, Pusbí, San Juan y Mira y del puente internacional sobre el río Mataje. Al juntarse con Esmeraldas se articula con la vía Panamericana hacia el Perú. El precio de la obra es de U$S: 43.770.438 que equivalen a $131.311.314.000 colombianos.

La ejecución de las obras se adelanta a través del programa Contrato Plan Nariño, ahora llamado Contrato Paz. “Se han presentado atrasos debido a algunas dificultades en la gestión socioambiental y predial, entre otros aspectos…Ecuador está a la espera de contratar las obras, de acuerdo con el cronograma fijado para la entrega de la vía Espriella – Mataje”.

El Contrato lo tiene el Consorcio Vías de Nariño integrado por dos empresas una llamada Guaico Ingenieros que tiene el 80% de acciones y otra llamada Alvarado During con el 20% restante. Se dice, para averiguar, que la primera habría vendido el 60% de sus acciones a un tercero. Lo cual hace pensar que se estaría presentando un proceso de eventual subcontratación. (Hay que averiguar si con la Via Catambuco –Ipiales ocurrirá lo mismo). Es decir, unos ganan las licitaciones y otros son los que realizan las obras. Digamos que eso es legal, pero al menos no sería ético.  Pero por estos vaivenes internos, parece que no hay Director o Gerente de obra, parecido a lo que habría pasado en el Consorcio Unión del Sur de la vía Catambuco –Pasto cuya Gerente habría renunciado. Vayan viendo como la historia se va repitiendo. Las primeras como tragedia y las segundas como farsas, como lo advirtiera el filósofo Hegel.

Lo grave de la historia es que las obras están paralizadas desde el 11 de octubre de 2016, cerca de 150 familias que dependen de esa obra no han recibido sueldos salarios primas, prestaciones, ni atención en salud desde agosto unos y desde septiembre otros, hasta hoy; en cambio –para averiguar también- dicen algunos obreros que al parecer, los sueldos de los directivos además de ser altos, si se habrían pagado. Se comenta que las dificultades radican en la falta de materiales y los altos costos de la adquisición de predios, por eso habría predios adquiridos, pero sin el respectivo pago. También hay que preguntar si modificaron el trazado inicial lo cual obviamente terminaría favoreciendo a algunos predios. Solo es pregunta, por acaso. “Este proyecto ha presentado atrasos y su conclusión se espera para diciembre de 2017” Reconoce el DNP a cargo del cual está la Coordinación Nacional de Colombia en cabeza de Victoria Dimitri Zaninovich.

Preguntas finales: ¿Qué hay de cierto en ésta información? ¿Quién responde por el destino de ésta obra? ¿Dónde están las veedurías? ¿Qué opina usted amigo?


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.