Los inconformes…y la ceremonia del perdón

Por Manuel Erazo Cabrera
viejomanolo1@hotmail.com

Ismael Botina popular maestro Buchón, cuando era bello, por allá en los años 70´ formó parte de aquel movimiento cívico, ejemplo en Colombia; con una fuerza tan grande que ponía y sacaba gobernantes. Se llamó Movimiento Popular Los inconformes, lo generaron jóvenes universitarios y gente del común, bajo el liderazgo de Raúl Delgado Guerrero, muchachos que quienes pusieron pecho a la briza generando cambios en la política. Sin ser liberales ni conservadores, ni de izquierda ni derecha, participaron en contiendas electorales; lograron concejos, asambleas, alcaldías. Abanderaron causas sociales. Los Inconformes hicieron historia y de la buena.

Pasó el tiempo, esos jóvenes rebeldes se volvieron viejos, sin embargo algunos aún siguen dando candanga.

Maestro Buchón, como buen manzanillo, participó en la celebración de los 99 abriles de Miguelito Ortega- en su casa- con los sobrevivientes de los inconformes.

El pretexto, fue festejar la lucidez de este hombre luchador a favor de las clases populares, quien pese a sus achaques es el centro de amables tertulias del recuerdo político.

En medio de la charla, donde rajaban de todo el mundo, estaban entre otros: Jaime Rodríguez, Padre Luis Antonio Gallardo, Carlos Alvarado, Víctor Rivas, Luis Cabrera- “El Camello” -y el “Pambazo”, compañeros de lucha.

Apareció el tema de uno de los fundadores de Los Inconformes, el Gran Raúl, su gallaría y rebeldía, pero también recriminaron algunos pecaditos veniales y mortales de los últimos tiempos, por dejar abandonado el barco y una que otra traición, así es la política.

Como estamos en momentos de paz, el viejo Miguel propuso, que su sueño antes de irse a los infiernos es darle perdón de los pecados al gran Raúl.

Unos dijeron que era merecido, otros que no… hasta que por fin se convino, la vieja militancia del Movimiento Popular Los inconformes, estar dispuesta a perdonarle a Raúl, pero, bajo ciertas penitencias.

Miguel Ortega, enviará una carta formal de invitación al ex gobernador, Raúl Delgado; pero, entre todos convinieron que este perdón debe hacerse en plaza pública y con una ceremonia de fuete, azotes de ortiga y baño viringo en agua helada.

¿Quién azota de primero al Gran Raúl?- preguntaron- Nelson Leitón, excandidato a la gobernación, ni ver ni oír…

Al ver que ninguno de los Inconformes se comprometía a dar la fuetiza del perdón; intervino el Padre Luis Antonio Gallardo, y propuso que los encargados con cuarenta azotes cada uno, serán: Carlos Alvarado, y “El Camello” Cabrera, quien dijo que con gusto lo hará berrear. El padre Gallardo, sugirió que debe ser más sutil, suave que me estas matando”.

En fin, hicieron los planes del perdón, en ceremonia pública, baño en agua fría, carro de bomberos, en la fuente de la transparencia del Geco- ¡que transparencia!¸ tal y como se hizo con Antanas Mockus en Bogotá.

El trago lo pone Rivas, el “Pambazo” le tapará las partes nobles, y las chicas Águila, sobarán con Dolorán… el dolor le tiene miedo a dolorán…
Domingo 14 de Mayo de 2017


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.