¡Qué pasa con esos hombres!

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com

Qué manera de conmemorar el mes de la Niñez y la Recreación: según los médicos del Hospital Federico Lleras, la menor de 36 meses “Sarita”, quien habitaba en el sector rural de Armero-Guayabal, presentaba “fractura en el brazo izquierdo, fuertes golpes en la cabeza, múltiples heridas en el pecho, amputación del dedo anular izquierdo, trauma craneoencefálico severo y varias cicatrices en las piernas” además de las “lesiones delicadas en el ano y en la vagina”.

Ante este crimen atroz, creo que al menos las mujeres sí nos estamos preguntando: ¿Cuál es la explicación para esta clase de hechos sangrientos y despreciables? ¿Qué está pasando por la mente de los hombres responsables de agresiones contra la mujer? Si bien la indignación, las manifestaciones de repudio y las peticiones de justicia para estos criminales no se han hecho esperar por parte de sus familiares y sociedad en general, eventos tan dolorosos y aberrantes como éste y otros similares que se han presentado, tienen que servir no sólo para que se imparta justicia de manera oportuna y eficaz y se apliquen los más severos castigos, sino también para que se analice el trasfondo de esta clase de comportamientos violentos y delictuosos, que reflejan sin lugar a dudas la descomposición del ser humano en algo menos que un animal, porque hasta en ellos prevalece el instinto de protección hacia sus crías.

A las mujeres-madres en especial, nos llena de consternación y nos conmocionan esta clase de situaciones y por ello mismo considero que también somos las llamadas para verificar conjuntamente con los padres de familia y desde nuestro campo de acción en el hogar, qué clase de formación estamos impartiendo a los hijos varones, los valores que se les está inculcando y qué imagen de la mujer les estamos transmitiendo, para establecer en qué medida se está influyendo o incitando a la ocurrencia de atentados contra la dignidad y la vida de las mujeres, sin importar su edad y condición social.

Basta leer el dictamen médico para ratificar que esta clase de hombres, no merecen ninguna consideración, ni deben hacer parte de una sociedad que diariamente se esfuerza para lograr una mejor convivencia y en paz, defendiendo los derechos humanos y el respeto hacia los demás.
Mayo 1 de 2017

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.