El futuro de Colombia está en la educación

Por Jorge Enrique Tello Chávez
je.30@hotmail.es

Ya son casi treinta días que lleva el paro del magisterio en nuestro país, debido a la reducción de muchos Derechos y Reivindicaciones logradas por los Maestros, profesores, educadores y formadores de nuestros niños y jóvenes, en quienes está depositado el presente y el futuro de nuestra Patria.

La educación no debe ser maltratada, por los gobiernos de turno, que se olvidan de sus promesas de acabar con pobreza, el analfabetismo, la miseria y el abandono del pueblo, a quien en sus distintas campañas electorales, que se vuelven ilusiones y utopías.

Hoy cobra vigencia una carta que escribió una madre de familia, sobre la importancia que tiene este gremio, muy noble, digno y respetado, que al estar las aulas desocupadas sin niños, ni jóvenes, profesores y padres de familia, cobra una real importancia:

"Hoy tuve que hacerle una excusa a mi hijo para el profesor, que tuvo que faltar a clases, porque fue al médico.

Estimado Sr. Profesor: cuando mi hijo la leyó se quedó pasmado y me preguntó, por qué escribía una simple excusa con tanta corrección, ya que solamente es para el profe y añadió, ni que fuera el Presidente de la Republica. A lo cual, le respondí:

Querido hijo, posiblemente, un Maestro es una de las pocas personas en este mundo, a las que debes respeto, ya que de él depende que en el futuro, seas una persona educada y con conocimientos. Del profesor dependen también los presidentes y todas las personas de cualquier profesión. Por sus clases han pasado todas las personas, hombres y mujeres, con quienes nos encontraremos en toda nuestra vida.

Presidente puede ser cualquiera, pero en los últimos tiempos, los Maestros solo pueden ser unos pocos; únicamente los dispuestos a llevar una vida de entrega, esfuerzos y sacrificios, inculcando valores, conocimientos y principios al bien más preciado de sus padres y de sus madres… sus hijos. Todos los días le cedo mi puesto al Maestro, para que nos colabore con tu educación, pero jamás, lo haría con el presidente de un gobierno cualquiera. Es por eso, que le demuestro respeto y afecto. Si esta escusa fuera para el Presidente de la Republica, posiblemente ni siquiera la escribiría, porque a él, no le importa la educación de nuestros niños, jóvenes y adultos.

Mi hijo me miro detenidamente y sonriendo y me dijo: Mamita tienes toda la razón".

Muchos nos olvidamos de nuestros Educadores, quienes con sus esfuerzos y sacrificios,  preparan sus clases para llegar con excelentes herramientas a sus estudiantes, en el proceso Enseñanza – Aprendizaje.

No podemos aceptar que un premio nobel de paz asegure: "Que para la Educación de los colombianos no hay recursos”. Que ponga en práctica esta máxima, que la aprendí desde niño en mi hogar:

“Eduquemos al niño y al joven... para no tener mañana que castigar  al hombre”.
Santiago de Cali, Junio 8 de 2.017

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.