Violencia contra la mujer, no cesa

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya

Como lo he manifestado en repetidas ocasiones, nada de lo que se haga será demasiado cuando se trate de contrarrestar un fenómeno social que aqueja a la humanidad. Y en este caso hago referencia al maltrato contra la mujer, aquel que tiene ocurrencia en el seno de los hogares, en las relaciones de pareja, pero que igualmente debe ser visualizado como un hecho social relacionado con las formas de poder que se establecen en una sociedad, siendo éste el primer paso para encontrar soluciones que realmente permitan unas relaciones basadas en el respeto mutuo, la autonomía y la dignidad entre mujeres y hombres.


Son muchos los tipos de violencia en los cuales la mujer es la víctima, dependiendo de los factores y causas que la posibilitan; de modo particular, es nuestro interés tratar aquella que se ejerce dentro del núcleo familiar, sustentado en ocasiones bajo el mito de la supuesta inferioridad del género femenino, que ha formado parte de la vida doméstica y social desde tiempos inmemoriales, llegando al absurdo de pretender imponerse como si se tratara de un comportamiento natural por parte del hombre y que hace parte de la vida y la existencia misma de la mujer.

La violencia es entendida en términos generales, como la negación o la limitación forzosa de alguno o algunos de los derechos individuales o colectivos del ser humano y por lo tanto, se constituye en una amenaza latente que destruye las condiciones esenciales de la vida. Es una forma de relación en donde se utiliza la fuerza física, sicológica y/o económica para tratar de imponer algo, para reaccionar contra la otra persona desde una posición de aparente superioridad frente a quien no se reconoce como igual. 

Al irrumpir en una relación de pareja, las posibilidades de comunicación se coartan ante el predominio de la imposición; la palabra y el razonamiento se sustituyen por la fuerza bruta, impidiendo el establecimiento del diálogo y los acuerdos, fundamentales éstos para la existencia de relaciones satisfactorias y constructivas.

El tema es tan amplio y de tal relevancia, que merece ser considerado desde sus diferentes enfoques, perspectivas y factores; de ahí nuestro interés en continuar tratándolo a través de este importante medio de comunicación.
Julio 17 de 2017


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.