Comenzaron las fiestas de los transportadores

Foto: Ruby Chamorro
Con el desfile y la bendición de vehículos, la eucaristía en la Basílica Nuestra Señora del Rosario y la quema de una vaca loca y un carro loco en el parque principal comenzó la celebración de la fiesta de los transportadores sandoneños en homenaje a Nuestra Señora del Tránsito.

Inicialmente los transportadores se trasladaron al corregimiento del Ingenio con el fin de participar en el desfile automotor con la imagen de la patrona, quien fue instalada en el carro de los bomberos, en la entrada se realizó la bendición de los vehículos y luego completaron el desfile por las calles sandoneñas hasta el sector de la Ye y regreso al parque principal. La Banda Santa Cecilia fue la encargada de amenizar este evento.

En seguida los transportadores participaron en la eucaristía celebrada por el presbítero José Bernardo López en el templo parroquia, cuyo altar mayor fue decorado para esta celebración.

Terminado el oficio religioso la comunidad sandoneña participó en la quema de una vaca loca y un carro loco en el parque principal, que fueron amenizados por la Banda Santa Cecilia y la animación de Lucho Cabrera y los asistentes degustaron de un delicioso canelazo preparado por la familia Quetamá.

Al frente de la organización están los transportadores Franco Moncayo, Alberto Gómez, Ignacio Fajardo y Giraldo Cabrera.

Este sábado en la madrugada los conductores participaron en el rezo de la aurora con la imagen de Nuestra Señora del Tránsito.

Las fiestas de los transportadores continúan este sábado a partir de las 12 meridiano con la realización de la tradicional quincana por las calles aledañas al parque principal en la cual participarán camiones, camionetas y volquetas.

A las 7 de la noche la eucaristía de vísperas de la fiesta y a continuación la quema de un hermoso castillo giratorio en el parque principal.

Las fiestas terminan este domingo con eventos religiosos y deportivos.


Video
Cortesía Milagros Fajardo


Imágenes










Ignacio Fajardo, Franco Moncayo y Giraldo Cabrera



Imágenes
Cortesía de Juan Carlos Otaya