Exalumnos CCP “50 años”

Por: Jorge Arturo Bravo
despectadordelsur@hotmail.com

Revisando las páginas de la historia de la educación nariñense y particularmente, la historia del entonces Colegio Ciudad de Pasto, hoy Institución Educativa Municipal Ciudad de Pasto, encuentro en una de ellas, en la número 36, que hace 50 años, concretamente el sábado 22 de julio, un grupo de 33 jóvenes, excelentemente preparados académicamente, recibieron su título de bachiller.


Recuerdo que esta suntuosa ceremonia de colación de grados, la primera que realizaba el Colegio Ciudad de Pasto, tuvo lugar en el Teatro Gualcalá, un acto presidido, en la mesa de honor, por los directivos docentes en cabeza de su rector, el Licenciado José Artemio Mendoza Carvajal, el Prefecto de Disciplina Licenciado Alfredo Paz Meneses, el director de Grupo Licenciado José Neftalí Revelo, el Secretario de Educación Departamental, doctor José María Trujillo Erazo y el Obispo de Pasto, Jorge Alberto Giraldo Restrepo.

Qué oportuno registrar este importante hecho en la historia de la Institución Educativa Municipal Ciudad de Pasto, que desde entonces ha marcado un verdadero hito de la historia de la educación nariñense, de hecho ese primer grupo de brillantes bachilleres entre los que recuerdo al hoy Ingeniero Industrial, Nelson Edmundo Arturo, a quien se le otorgó en dicho acto la Medalla “Colegio Ciudad de Pasto” por ser el mejor bachiller; al doctor Mauro Solarte Portilla, exmagistrado de la República; al prestigioso odontólogo Hernán Ocampo Martínez; a Mauro Arturo Enríquez y José Alirio Enríquez, después brillantes docentes del CCP; al ilustre jurista y exmagistrado también, doctor José Hermes Yela, y al Ingeniero Agrónomo Eduardo Segundo Delgado Muñoz, hoy en delicado estado de salud, entre otros que, por falta de espacio me es imposible registrarlos.

Al celebrar esta “Bodas de Oro”, con una bella ceremonia, así lo espero, será la más bella oportunidad para ese reencuentro de compañeros, algunos se volverán a ver después de 50 años, gratos momentos para revivir y traer a la memoria los más bellos y singulares recuerdos, tantas anécdotas que en época estudiantes se vivieron con sus profesores, con sus compañeros, incluso con los directivos, a quienes recordarán por su estrictez y rigidez para imponer disciplina. Y recordarán también la famosa aunque desaparecida “Fiesta del Mate” como los artífices que fueron y aún recordarán la misma “tómbola”. Desde ya les auguro éxitos en esta bella celebración.


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.