Cuestión de segundos

Sucedió hace 19 años. En el mes de noviembre de 1998 se adelantaba la ampliación del tramo de la vía Circunvalar Galeras entre el barrio San Francisco, conocido antiguamente como la “Entrada del Monte”, y el sector de la Altamira, dentro del proyecto de pavimentación de este tramo de la vía que comunica la cabecera municipal de Sandoná con la ciudad de San Juan de Pasto, la capital del departamento de Nariño.

El operario de la retroexcavadora trabajaba, aquel 12 de noviembre, en el sitio rocoso denominado “La Piedra del Sebondoy” y logró desprender una roca de gran dimensión que cayó sobre la banca de la vía y continuó ladera abajo hasta golpear contra el volco del carro recolector de residuos sólidos, que hacía el recorrido por la vía de acceso al relleno sanitario.

A raíz del fuerte impacto, el vehículo se salió de la vía veredal y se fue hacia al abismo, dejando como saldo trágico tres personas muertas: Pablo Leytón, el conductor del carro recolector y los obreros Miguel “Guayabo” Rodríguez y Gilberto Ágreda.

Fue cuestión de segundos. El automotor pasó justo en el momento que la piedra caía por la ladera desde la vía Circunvalar Galeras hasta la vía de acceso a las veredas San Gabriel y Plan Joya, en dónde estaba ubicado el relleno sanitario.

Algo muy similar a lo ocurrido el pasado sábado a la 1 y 30 de la tarde en el sector de La Nariz del Diablo, municipio de Mallama, cuando el alud de tierra y rocas arrastró a la buseta de servicio público, que hacía la ruta entre Tumaco y la ciudad de Pasto, dejando 13 víctimas mortales y mucho dolor en los municipios nariñenses de Tumaco, Mallama, Cumbal y Pasto.

Hace un año, concretamente el 20 de enero, coincidencias de la vida, se presentó un deslizamiento de terreno en el sector de Santa Bárbara sobre la vía Circunvalar Galeras a las 6 de la tarde, aproximadamente, a los pocos segundos de haber pasado la camioneta de servicio público conducida por el señor Ramiro Obando, quien se enteró del hecho porque un compañero lo llamó por celular, al poco tiempo, para contarle que la vía se había bloqueado.

Cuestión de segundos, lo que separa la vida de la muerte. El viernes 20 de enero de 2017, 11 personas que viajaban en una camioneta entre Pasto y Sandoná pasaron antes de que produjera el deslizamiento que taponó la vía Circunvalar Galeras, sin embargo al año siguiente, 13 personas que hacían el recorrido entre Tumaco y Pasto en una buseta, no pudieron hacerlo.

Nuestra voz solidaria para todos los familiares de las personas que viajaron hacia la eternidad el pasado sábado.