Pasto sin representación en el Congreso de la República

La ciudad de Pasto se quedó sin representación en el Congreso de la República luego de conocerse los resultados de la Registraduría Nacional del Estado Civil (98.97 por ciento de la información del Senado y 99.01 por ciento de la Cámara por Nariño).

Los once congresistas que representarán a Nariño a partir del 20 de julio, seis en el Senado y cinco en la Cámara de representantes, son naturales de diez municipios del territorio departamental, diferentes al municipio de San Juan de Pasto.

La senadora Myriam Paredes Aguirre nació en Guachucal, el senador Eduardo Enríquez Maya en Iles, el senador Guillermo García Realpe en La Cruz, el representante Berner Zambrano Eraso, quien consiguió curul en el Senado, nació en Taminango, el dirigente político Aulo Polo Narváez en Ipiales y el dirigente Manuel Viterbo Palchucán en Cuaspud Carlosama.

La representante Liliana Benavides Solarte es natural de Guaitarilla, el representante Gustavo Estupiñán Calvache de Ipiales, el representante Gilberto Betancourt Pérez de Samaniego y los dirigentes Teresa Enríquez Rosero de Cumbal y Felipe Muñoz Delgado de San Pablo.

El municipio fronterizo de Ipiales tendrá dos congresistas: Aulo Polo Narváez en el Senado y Gustavo Estupiñán Calvache en la Cámara de Representantes.

En el período pasado salieron elegidos dos dirigentes nacidos en la ciudad de Pasto: Javier Tato Álvarez Montenegro, a quien no le alcanzaron los votos para continuar en el parlamento y Antonio Navarro Wolff, quien tomó la decisión de no inscribir su nombre en las recientes elecciones legislativas.

Entre las responsabilidades de la nueva bancada nariñense está la de hacerle seguimiento a dos importantes proyectos de infraestructura: la doble calzada Pasto – Rumichaca y la obras de adecuación del aeropuerto Antonio Nariño y de otro lado la implementación de la política de desarrollo agropecuario, fundamental para la población nariñense, entre otros grandes temas en su agenda legislativa.