Cafeteros realizarán plantón este viernes en Bogotá

El movimiento Dignidad Cafetera anunció la realización de un Plantón Cafetero Nacional este viernes 4 de mayo frente a las instalaciones del Ministerio de Agricultura en Bogotá.

El director ejecutivo de Dignidad Cafetera Oscar Gutiérrez Reyes recordó que hace cinco años más de 130 mil cafeteros realizaron el Paro Cívico Cafetero Nacional para solicitar, al gobierno nacional, respaldo frente a la profunda crisis de ingreso que atravesaban.

La revaluación del peso -un dólar costaba 1.800 pesos- y el precio al que se cotizaba el café -en el mercado mundial- entre 1,30 dólares y 1,40 dólares la libra daba, en esa relación de precio del dólar y precio del café en el mercado mundial, un precio interno para el productor de entre 550 mil y 600 mil pesos la carga que era un precio de ruina para los productores.

Dijo que esa fue la principal razón del paro, a la que se sumaron las deudas sin pagar a la banca, la merma en la producción por cambio climático y la muy escasa renovación de cafetales. El gobierno, ante la protesta generalizada de los caficultores, se vio obligado a entregar un apoyo que se conoció como Programa de protección del ingreso cafetero – PIC  y que garantizó un ingreso al productor de entre 680 mil y 700 mil pesos por carga.
   
Manifestó que “en la actualidad se vive una situación parecida. El precio de venta del café, en el mercado internacional ha bajado aún más, fluctúa entre 1,15 y 1,25 dólares la libra y el precio del dólar, que se devalúo después del paro, varía entre 2.750 y 2.850 pesos por dólar lo que da un precio interno entre 700 y 750 mil pesos la carga de café excelso de primerísima calidad. Un precio que bordea, cinco años después, los mismos precios internos que lograron, gracias a su movilización, en 2013”.

Sostuvo que “los costos de producción han aumentado y están vendiendo su producto sin alcanzar una rentabilidad que vea compensado su esfuerzo o incluso a pérdida. Esa la razón del plantón que se realizará el 4 de mayo en Bogotá”.

“A esa razón se agregan otras derivadas de la rebaja en el ingreso cafetero. Otra vez acosan las deudas que no se pueden atender, la renovación de los cafetales, el cumplimiento de obligaciones en seguridad social que no tienen como hacerse y la pérdida de ingreso por la política de bancarización -mal aplicada- que promueve el gobierno nacional” añadió Gutiérrez Reyes.