¡Mejor, hablemos de fútbol!

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya

Aunque hoy los titulares hablarán de un hecho muy importante para el país, como el haber escogido a quien regirá sus destinos durante los próximos 4 años y que esperamos sea para el bienestar integral de todos los colombiano sin distingo alguno, sin discriminación, sin rencores, resentimientos ni sectarismo, prefiero escribir sobre un tema que nos une a todos, que nos emociona y que desde el pasado jueves también ocupa un lugar importante en el diario vivir.

Recordemos por ejemplo algo de la historia del Primer Mundial de Futbol que se realizó en Uruguay, entre el 13 y el 30 de Julio de 1.930. Fue el país elegido por unanimidad como sede del torneo y confirmado en el Congreso de la FIFA en Barcelona en el año de 1.929; se decidió entregarle la organización en conmemoración a la jura de la Constitución y por haber obtenido la medalla de oro en los juegos olímpicos de manera consecutiva en 1.924 y 1.928. Adicionalmente en ese entonces, en el continente europeo aún no se habían disipado las consecuencias de la primera guerra mundial, por lo que escoger a Uruguay también les significó una forma de coadyuvar con la reconciliación y la paz.

Existieron infinidad de curiosidades en dicho mundial, de las cuales sobresalen por ejemplo, que fue el único torneo de la FIFA sin una fase eliminatoria; que solo asistieron 4 países europeos: Bélgica, Francia, Rumania y Yugoslavia, los cuales viajaron en barco durante más de 4 semanas, asumiendo serias dificultades para el entrenamiento como era apenas obvio; que México y Argentina compartieron el grupo 1 con Chile y Francia y el grupo 4 estaba conformado por Estados Unidos, Bélgica y Paraguay; que fue el torneo en el que participaron más equipos sudamericanos (7 de los 13 participantes) y que Inglaterra rechazó la invitación a participar; Uruguay le ganó 4 a 2 a Argentina el 30 de Julio y su defensor Luis Monti aseguró que fue amenazado de muerte la noche previa por italianos del régimen de Mussolini; que el escultor francés Abel Lafleur creó un trofeo que fue conocido con el nombre de “La Diosa de la Victoria”.

Finalmente y para el actual mundial, tenemos fijadas las esperanzas en nuestra selección, con jugadores más maduros, con mayor experiencia y jugando en los mejores clubes del mundo; con James en una altísima producción futbolística y Falcao comandando el ataque. ¡Vamos mi Colombia!
Junio 18 de 2018


Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.